Jackpots Progresivos

Los jugadores profesionales prefieren las tragaperras  pueden  limitar su juego a máquinas normales o de bote progresivo en el que el premio mayor se ha vuelto lo suficientemente grande como para dar una ventaja al jugador, o mediante el uso de juegos que ofrecen varios tipos de descuentos o ganancia de dinero gratis. Por lo general, los jugadores de tragamonedas profesionales combinan ambos métodos, es decir, esperan hasta que el bote está a punto de dar una ventaja al jugador, y tomar ventaja de los puntos del casino.

Si la finalidad es ir por los Jackpots progresivos  entonces es necesario saber que debemos registrar los resultados de suficientes giros en un juego de tragaperras para determinar la frecuencia de cada tipo de pago y el porcentaje de la apuesta que va en el bote. De esto se puede determinar la ventaja de la casa en el juego. Todo esto requiere de algo de trabajo y de una buena comprensión de las matemáticas involucradas.

Botes con jackpots Progresivos

Un jugador recreativo que le gusta jugar con estas máquinas regularmente durante un período de muchos años, probablemente pueda tener mejores resultados en el largo plazo jugando con Jackpots progresivos en el que el premio mayor sea significativamente mayor que el nivel medio al que sale.

También es importante tener en cuenta que no se puede saber con certeza qué tipo de  ventaja posea el jugador, a no ser que podamos pasar por un proceso de analizar matemáticamente el juego. Y no importa lo grande sea el premio mayor, nunca se garantiza que podamos ganarlo.

Así que no importa lo grande que el premio mayor de Jackpots progresivos sea siempre debemos  jugar con la cantidad que podemos según nuestro capital.

Los profesionales de las tragaperras no les gusta jugar con premios pequeños, ya que la ventaja, por lo general se encuentra en aquellos botes que son realmente grandes.

Es por ello que notamos que muchos jugadores siempre apuestan o ponen sus miradas en aquellas máquinas con botes progresivos o con premios muy alto, puesto que allí es donde se encuentra la motivación. Por otro lado, si saben que van a recibir valiosos puntos y composiciones para su juego, pueden jugar por un premio mayor. Recordemos que los botes pequeños siempre son sinónimo de que esa máquina acaba de entregar un premio grande y la dejan o aplazan hasta que tenga un premio que sea digno de jugarse.

Generalmente los más expertos prefieren jugar botes con un tamaño promedio del bote más pequeño, es decir Jackpots progresivos con un tamaño promedio del bote gigantesco. Por ejemplo, una tragaperras con una ganancia media de premio mayor de $ 3.000 o $ 10.000 es considerada una apuesta mejor que una máquina con una ganancia media de premio mayor de $ 1 millón, debido a la variación en los juegos con premios medios más pequeños serán entonces mucho menores. Esto significa que un profesional requerirá menos de un bankroll para asegurarse de que no va a ir a la quiebra persiguiendo el bote.

MEJORES BONOS




CASINO DEL MES

MEJORES CASINOS

NOTÍCIAS